fbpx

LAS 5 BARRERAS MENTALES QUE DESTROZAN A LOS EMPRENDEDORES

Y que tú puedes evitar

Cada día crece el número de personas que desean emprender y crear su propio negocio.

Deseos del tipo

Tener más libertad

No tener jefe

Disponer de mi propio tiempo

Vivir de mi pasión

Son las ideas que recorren mente y corazón de quienes se lanzan a la gran aventura de emprender, pero una vez que arrancan empiezan a encontrarse con los muros de los que quiero hablarte hoy.

1.- LA FALTA DE CLARIDAD 

Cuando inicio un proceso de mentoría comienzo con tres preguntas muy específicas:

¿Qué es exactamente lo que haces?

¿Para quién lo haces?

¿Qué problema que tiene tu cliente solucionas tú?

La primera respuesta suele ser de todo menos exacta, la respuesta a la segunda pregunta suele ser “lo que hago sirve para casi todo el mundo” y cuando van a dar la tercera respuesta o bien no saben qué problema tiene su cliente o hacen una lista tan extensa de problemas que se asemeja a un bazar chino.

Si quieres asemejarte a un bazar chino por elección será perfecto. Los chinos tienen muchas ventajas ofrecen gran cantidad de productos a bajo precio, trabajan todos los días del año una media de 16 horas y da igual comprar en uno que en otro porque todos tienen lo mismo y entras al que más cerca te pille de donde estás.

Pero, si has emprendido para tener más libertad, disponer de tu propio tiempo y vivir de tu pasión dudo mucho que quieras parecerte a un establecimiento de este tipo.

“Si no lo puedes explicar con simpleza es que no lo entiendes suficientemente bien” Albert Einstein

Así de cierto es, si no eres capaz de explicar de manera específica y sencilla lo que haces, qué problema solucionas y de quién, es que todavía no has entendido bien el negocio que quieres crear.

Si no has logrado todavía contestar con una frase de máximo 2 líneas cada una de estas preguntas es el momento de parar y trabajar sobre ello porque estas respuestas son los cimientos imprescindibles que debes construir de manera sólida para que el resto de la estructura de tu negocio funcione.

 

2.- PRODUCTO o SERVICIO COMMODITY

Un commodity es ese tipo de producto que es igual que el resto, que te da igual comprar uno que otro.

Hasta hace poco tiempo esta definición se utilizaba especialmente para las materias primas pero cada vez se expande más al mundo de los servicios. Coaches, terapeutas, fisioterapeutas son algunas de las profesiones más afectadas por la invasión de los commodities. 

Hace unos años ya pasaron por esta situación los abogados y consultores.

¿Y por qué sucede esto? Por la saturación del mercado. Cada vez son más los profesionales que pasan a formar parte del mercado del bienestar y del crecimiento personal, haciendo todos lo mismo para las mismas personas.

Si te mantienes dentro del grupo de los commotidies la única manera que vas a tener para captar clientes va a ser bajando tus precios, y si bajas tus precios ya te puedes despedir de la libertad de horarios y financieras por la que decidiste emprender ya que vas a tener que trabajar más horas para ganar lo mismo.

La solución está clara, tienes que dejar de ser un commodity.

Tienes dos opciones: La especialización y la diferenciación.

EL EMPRENDEDOR ESPECIALIZADO

¿Te has dado cuenta de lo que han hecho las lejías a lo largo de los años?

Recuerdo cuando era pequeña y acompañaba a mi madre al mercado. La botella de lejía y la de amoniaco eran casi iguales, una tenía el tapón rojo y la otra azul y en la etiqueta ponía el nombre que le correspondía.

Si ahora vas al lineal del supermercado casi tienes que hacer un máster para saber qué lejía es la más conveniente para ti según:

Si va a ser para el hogar o para prendas

Si es para el hogar si es para suelo de cerámica, de parquet, tarima flotante o para las superficies del baño

Si es para prendas será para prendas delicadas, para prendas con grandes difíciles de quitar

Y estoy segura que si observamos un poco más tendremos más opciones. Esto es la especialización. Llegó un momento en el que había tantas marcas de lejía haciendo lo mismo que tuvieron que buscar la manera de con el mismo producto hacer acciones específicas diferentes para necesidades diferentes y para personas diferentes.

Si te das cuenta es lo que sucede también con consultores, mentores, facilitadores… y el número de profesiones que necesitan especialización sigue incrementando.

Ten claro que si te especializas no podrás trabajar con todo el mundo y lo que hagas no servirá para todos. Antes de tomar la decisión de en qué o en quién te especializas (te dediques a lo que te dediques) es importante que tengas en cuenta:

Tus habilidades innatas

Tu formación específica

Con qué tipo de clientes te desenvuelves mejor

Que características tienen los clientes que quedan más satisfechos con tu producto o servicio.

 

EL EMPRENDEDOR DIFERENCIADO

 

¿Y tú cueces o enriqueces? Seguro que recuerdas esta frase de los caldos de Gallina Blanca. Ellos se quisieron diferenciar. 

Con la introducción y expansión de las marcas blancas de las grandes superficies a precios más económicos y sabores muy similares Gallina Blanca tuvo que pensar la manera de diferenciarse de los demás para seguir siendo la marca de caldos favorita de los consumidores.

Para diferenciarse ellos decidieron dar a su producto de pastillas de caldo una “CUALIDAD” que sólo ellos tienen: La de enriquecer los alimentos que cueces con sus pastillas.

No tengo los datos de si existe una diferencia real entre unas y otras, la cuestión es que, si vas al súper, sabes que las pastillas de caldo de Gallina Blanca van a enriquecer tus platos.

Internet y los buscadores son el gran supermercado de los compradores que están buscando tu servicio. Prueba tú mismo a buscar profesionales como:

Coach de empresa

Maquillador en XXX ciudad

Fisioterapeuta en XXX ciudad

Consultor Freelance

Diseñador web

Y te darás cuenta de la gran cantidad de profesionales que hay, haciendo casi lo mismo, con páginas webs muy similares y utilizando las mismas palabras.

Pero también observarás que entre los que destacan hay alguno que es como las Pastillas de Caldo de Gallina Blanca (ojo que no me llevo comisión por estar hablando de ellos)

Para diferenciarte del resto del mercado debes comenzar por un ejercicio de introspección y autoconocimiento.

Si tú vas a ser la cara visible de tu negocio se hace imprescindible que realices una mirada hacia dentro para detectar qué es lo que realmente te diferencia del resto y ponerlo al servicio de tu negocio.

 

3.- LA SOLEDAD

 

¿Te ha pasado alguna vez que te sientes solo ante tu proyecto o negocio? Suele ser un sentimiento muy habitual. Cuando nos vemos solos tenemos la sensación de que tenemos delante una gran montaña que escalar.

Imagina que te llevan al Everest y te dejan allí con un montón de herramientas (cuerdas, magnesio, arnés, mosquetón y cintas) que sabes para qué sirven, pero no sabes cómo utilizarlas. 

Es probable que mires todo el material y a la vez mires la montaña y se te haga un nudo en el estómago porque no tienes ni idea de cómo utilizarlo de forma adecuada para conseguir llegar a la cumbre.

Sin embargo, si llega un grupo de escaladores, te unes a ellos y el monitor comienza a arte instrucciones de uso y la estrategia para llegar a la cima con éxito es muy probable que aunque a la primera no llegues a la cumbre consigas ir superando etapas.

Cuando emprendes, se hace muy cuesta arriba hacerlo solo. Necesitas por un lado rodearte de otras personas con objetivos similares a los tuyos. Esto lo puedes hacer uniéndote a grupos de emprendedores y asistiendo a eventos de emprendimiento. Así descubrirás que puedes establecer sinergias y además compartir cómo estáis superando las etapas en las que os encontráis.

Por otro lado, lo ideal es tener un guía que te mantenga enfocado y que te de las indicaciones que necesitas para superar cada etapa. Es decir, un mentor. Incluso los mejores mentores tienen un mentor, ya que es muy complicado tener una vista de pájaro de ti mismo y de la situación en la que te encuentras.

 

4.- LA MENTALIDAD DE LA FALTA DE RECURSOS

 

Son muy pocos los emprendedores que son conscientes de los recursos que tienen. ¿Eres consciente de los tuyos?

Incluso en los procesos grupales suele haber dificultades para detectar los recursos que tienen disponibles.

La mayor parte de los emprendedores identifican directamente RECURSOS CON DINERO.

Y aquí nace un gran muro difícil de superar ya que no te permite ver más allá del dinero, dinero, dinero.

Al igual que se ha grabado en tu mente subconsciente que éxito es sinónimo de dinero. Se ha grabado también que recursos son sinónimo de dinero.

Y no estoy diciendo que el dinero no forme parte del éxito porque puede formar parte para unas personas y para otras no. Tampoco digo que el dinero no sea un recurso, porque efectivamente lo es.

Lo que digo es tienes más recursos que probablemente tú al igual que la mayoría de los emprendedores no estás utilizando con todo su potencial.

Ingenio y creatividad

Tiempo

Conocimientos especializados

¿Trabajas utilizando tu ingenio o siguiendo fórmulas estrictas y metodologías?

¿Eres de los que piensas que debes saber de todo para poder sacar tu negocio adelante?

¿No estás dando valor a tu tiempo y lo consumes con actividades que no están contribuyendo a crecer con tu negocio?

¿Tienes tus conocimientos guardados en un cajón porque no tienes clientes y no sabes qué hacer con ellos?

Si has contestado que sí a dos o más de estas preguntas de daré una MALA NOTICIA: Estás desperdiciando importantes recursos para tu negocio.

La BUENA NOTICIA: Es que tus resultados pueden cambiar positivamente si transformas tu Mentalidad de Recursos y los inviertes para generar beneficios.

5.- EL MURO DE LAS VENTAS

 

Es curioso hablar con un emprendedor y que te diga que no le gusta vender. Es posible que incluso en este momento estés sonriendo porque te acabas de identificar con esta situación.

Si te sucede esto… ¿cómo vas a conseguir la libertad financiera que estás buscando?

Te encuentras en una contradicción e incluso es posible que tengas un problema, quieres emprender, ganar dinero y libertad financiera, pero dices que ni te gusta ni sabes vender. 

En este caso tienes dos opciones

Volver a trabajar para otros

Trabajar tu mindset para transformar tus creencias respecto a las ventas

Son muy pocos los emprendedores que se hacen conscientes de esta situación, menos aún los que cuando se hacen conscientes deciden tomar alguna acción para salir de este círculo que les mantiene atrapado y sólo un 3% hará lo que sea necesario para tener una relación saludable con las ventas y vender sus productos con el valor que realmente tienen.

Te diré algo, cuando vendes tus productos o servicios estás realizando un intercambio de valor. 

Es un trueque, pero la influencia cultural ha grabado en nuestra mente subconsciente creencias que poco nos favorecen acerca de la venta. 

¿Cuáles son tus creencias sobre los vendedores?

¿Qué significa para ti vender?

Cuando finalicé mis estudios en Marketing mi creencia era “El departamento de ventas es al que van los que no saben nada” actualmente pienso “Vender es una ciencia, cuando vendes estás dando lo mejor que tienes a tu cliente”.

Quiero contarte cómo transformé mi Mindset.

Entendí que cuando doy también recibo algo a cambio. Cuanto más doy a mis clientes, o futuros clientes, más recibo de ellos porque se dan cuenta de mis conocimientos, del valor que aporto e incluso llegan a saber de mi como persona, lo que les genera una sensación de confianza que hace que quieran trabajar conmigo.

En definitiva, para mí, vender es un intercambio de beneficio mutuo.

Transformar tu Mindset y tu relación con las ventas debe ir acompañado de seguridad y confianza tanto en ti como en aquello que vendes. Si te sientes inseguro con el producto o servicio que ofreces, revisa también en qué nivel de confianza y seguridad estás respecto a ti para poder hacer una transformación de tu Mentalidad en ambos sentidos de forma casi simultánea.

 

Acabas de descubrir las 4 causas más importantes que hacen que los emprendedores fracasen en sus negocios. Habitualmente escucharás que abandonaron por la mala suerte, la crisis económica, la elevada competencia o que no era el momento. Pero lo cierto es que por debajo de esas razones, los verdaderos motivos están en estas 4 barreras mentales.

Trabajando tu Mindset lograrás superarlas y conseguir que tu Mentalidad genere los resultados que estás buscando, así que ahora te toca a ti ponerte manos a la obra.

Si has identificado en ti alguna de estas cuatro barreras ¿Qué vas a hacer para superarlas?